Por Ciberseguras

La world wide web se imaginó como un mundo digital distribuido donde dejan de mandar unos pocos para que seamos muchas tomando decisiones; una red mundial de espíritu revolucionario donde todo se hace más fuerte cuando compartes y te sumas, porque sumar no es otra cosa que mojarse de pies a cabeza, bucear entre los enlaces y sabernos a la distancia de un clic para alcanzar cualquiera de las tres mil millones de webs que circulan por esta gran maraña. Porque cuando alcanzamos alguna, encontramos en ella un corazón en un cuerpo que se quiere soberano de su voz, y cuya soberanía y libertad se nos aparece como un fuerte latido cada vez que [nos] hablamos, leemos, vemos, escuchamos.

Cuando sentimos esos latidos, podemos ignorarlos o todo lo contrario: podemos leernos, compartirnos, acompañarnos en la construcción soberana de nuestras voces. Y aunque los retos son mayores que leernos, pues la soberanía supone también autonomía en el control de nuestros tiempos, nuestros cuerpos y nuestros dispositivos, la verdad es que luchar por mantener espacios propios en la red es también luchar por mantenernos vivas, con los colores, formatos, direcciones y narrativas que nosotras decidamos.

En nuestra lucha reconocemos que las grandes plataformas son un punto de encuentro y de confluencia para nosotras, al tiempo que reivindicamos los espacios que construimos nosotras mismas. Por eso queremos invitarnos a compartir más, a visibilizar lo que hacemos y sobre todo, a estar atentas de nosotras, a cuidar que nuestro trabajo no se quede en el desierto de los blogs mientras no alcancen un lugar en nuestras redes sociales. Porque no queremos que dos o tres empresas decidan por nosotras lo que es interesante y relevante.

Porque estamos convencidas que escribir en internet debe ser un acto liberador e inspirador, que genere complicidades y esfuerzos conjuntos, creamos la aplicación de Ciberseguras. Allí reunimos una selección de páginas con contenido ciber feminista, para que cada vez que alguien publique, te enteres sin tener que preguntarle antes a tu red social favorita. Una aplicación que busca, en definitiva, darle un poco más de vida a la web.

Así que amigas, ¡leámonos! ¡Conozcámonos! ¡Acompañémonos! Compartamos lo que hacemos, permitamos nuestros desacuerdos y continuemos la conversación, juntémonos para lograr que nuestra libertad sea cada día mayor. Leámonos para visibilizar la verdad de nuestras realidades. Leámonos para seguir co[i]nspirando[nos] más allá de los algoritmos.

Nuesta App ha sido proyectada por Nodo Común y está disponible para Android, la puedes descargar de Play Store.

Pero si no quieres pasar por Google, puedes descargar el APK (Android Package Kit) aquí, el celular te preguntará y debes aceptar que quieres instalar desde terceros. Una vez instalada, la aplicación te pedirá acceso al almacenamiento, es lo mínimo requerido por una aplicación para permitirte descargar documentos de los blogs que consultas.

Si tu celular cuenta con F-droid, te diremos que esta aplicación ha sido desarrollada con herramientas que no son del todo libres, por eso no está disponible allí. ¿Qué significa eso? Que no hemos conocido algunas partes de su código fuente. Es una lástima, lo sabemos, pero también sabemos que en el camino a la liberación debemos ir paso a paso, aprendiendo a manejarnos. Igual, aquí está la receta con que la hicimos, si alguien con los conocimientos necesarios se animara a construir una herramienta libre a partir de esta, ¡por supuesto que nos pasaríamos a utilizarla! Por ahora, aquí estamos palpitando.

Leámonos para sentir nuestros latidos <3